La naturaleza, una fuente de la que aún manan fármacos

noviembre 25, 2008 at 1:36 pm (Académicos e Investigadores, Estudiantes, Los cazafármacos, Noticias de la USE y de interés general, Noticias para Farmacia) (, )

Aunque el desarrollo de fármacos sea cada vez más complicado y utilice técnicas más sofisticadas, gran parte de la investigación farmacológica sigue inspirándose en algo tan primitivo como la propia naturaleza, que sigue generando una variedad sorprendente e inédita de medicamentos.
Probablemente el primer fármaco de origen animal utilizado en la historia de la Tierra fue la lisozima, presente en la saliva de los animales.
Como anécdota,  “la hiel de pez para el tratamiento de las cataratas ya se recoge en la Biblia”. El veneno del escorpión se utiliza para tratar tumores cerebrales; el de la serpiente para la hipertensión, o la saliva de algunos murciélagos, como anticoagulante. Entre los medicamentos inspirados en venenos animales es famosa la exenatida, un antidiabético que imita una sustancia que produce el lagarto de Gila. La alfimeprasa, una enzima con efectos coagulantes en investigación, se inspira en el veneno de la serpiente de cabeza de cobre.
Y quizás uno de los filones en la búsqueda de nuevos fármacos sea el estudio de la biosfera marina. En lo que a animales se refiere, la exploración de los océanos ha llevado al descubrimiento de numerosos medicamentos ya comercializados. Ejemplos recientes son el desarrollo de Prialt (Elan), un potente analgésico que se deriva del veneno de un caracol marino (conus magus), o Yondelis (Pharmamar), basado en una molécula que se encuentra en un invertebrado de aguas tropicales.
Los caracoles marinos son de gran interés en biotecnología. De ellos se han extraído enzimas altamente selectivas que permiten cortar ADN y otras proteínas en fragmentos deseados . Otros animales marinos muy estudiados son las anémonas. Estos animales contienen una sustancia capaz de bloquear la acción descontrolada de algunas células defensivas, lo que podría guiar al desarrollo de fármacos para patologías autoinmunes.
Animales terrestres también son objeto de estudio farmacológico. Entre ellos, los caracoles cuyas altas propiedades regenerativas fueron descubiertas por un radioterápico que lo empezó a estudiar en quemaduras y problemas de piel producidas por la radioterapia.
Según los autores de Sustaining Life, un libro patrocinado por Naciones Unidas, que se publicó en junio de 2008, el mundo natural guarda aún importantes claves para el desarrollo de, entre otros, nuevos y más seguros analgésicos, tratamientos para la degeneración macular y estrategias para regenerar tejidos perdidos y órganos mediante, por ejemplo, el estudio de la salamandra o del tritón.
Sangre ‘antibiótica’
Recientes estudios han apuntado a que la sangre  de los cocodrilos porta ciertas proteínas con propiedades antibióticas muy potentes. Investigadores de la Universidad de Louisiana (Estados Unidos) ya han probado la capacidad antimicrobiana de la sangre de cocodrilo contra ciertas infecciones, como la que produce la levadura candida albicans, un grave problema de salud en pacientes con sida o trasplantados.
Un ejemplo de analgesia
Es el de ziconotide, potente analgésico derivado del Conus magus, cuya toxinas producen un efecto analgésico entre mil y diez mil veces más potente que la morfina.
Veneno ‘antihipertensivo’
El conocimiento de las características farmacológicas de las toxinas de las serpientes derivó en el descubrimiento de determinadas moléculas implicadas en la regulación de la presión sanguínea y sirvió de base al Premio Nobel John Vane para detectar la enzima convertidora de la angiotensina I, de la que se derivaron fármacos antihipertensivos.
Una toxina ‘de moda’  
Las bacterias han sido a lo largo de la historia portadoras de remedios curativos. Quizás la más famosa sea clostridium botulimun porque es la productora de la toxina botulínica, la materia prima del bottox, sustancia de grandes propiedades en estética y medicina. La capacidad que posee la toxina botulínica para producir parálisis muscular se aprovecha en la clínica para contracturas musculares y contra algunas enfermedades neurológicas caracterizadas por hiperactividad muscular, como el síndrome de Tourette.

Anuncios

3 comentarios

  1. rodrigo said,

    <exelente información.

  2. Liliana Sánchez Girón said,

    Me gustaria saber de los beneficios de la sangre de cocodrilo contra el cancer

    • tengoungrano said,

      Pues lo siento, pero no tengo ni idea…yo no soy médico ni farmacéutico ni nada parecido, sólo trabajo en una biblioteca y soy la encargada de buscar noticias referentes al tema de la farmacia y la salud y colgarlas del blog….aunque es posible que haya alguien que sí sepa del tema y te responda….ya ha pasado otras veces…
      Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: