El farmacéutico se hace indispensable en el área quirúrgica

junio 28, 2011 at 7:33 am (Académicos e Investigadores, Estudiantes, Los cazafármacos, Noticias de la USE y de interés general, Noticias para Farmacia) (, )

“Un estudio realizado por el Servicio de Farmacia del Hospital de Igualada, en Barcelona, muestra que la intervención del farmacéutico en las unidades quirúrgicas es fundamental, ya que ha detectado un 66 por ciento de errores de medicación evitables. De ellos, el 75 por ciento fue por omisión del fármaco, dosis o pauta.

Revisar la medicación de los pacientes que han sido intervenidos quirúrgicamente en un hospital es fundamental para detectar y prevenir errores de medicación y mejorar la calidad de vida de estos pacientes durante su estancia en el centro. Así lo demuestra un estudio desarrollado durante un año en el Servicio de Farmacia del Hospital de Igualada, en Barcelona, y que ha sido becado por el Colegio de Farmacéuticos, que concluye que la intervención del farmacéutico en las unidades quirúrgicas de los hospitales es fundamental, ya que gracias a este trabajo han detectado un 66 por ciento de errores de medicación evitables.

Como explica a CF Daniel Ferrández, farmacéutico del hospital y uno de los autores del estudio, “uno de los objetivos principales del trabajo, además de conocer la incidencia de errores que se producen en estas unidades, era valorar el papel que cumple el farmacéutico dentro del equipo multidisciplinar y definir qué errores son los más comunes en el área quirúrgica del hospital para actuar en consecuencia”. Y es que, según informa Rosa Mª Parés, farmacéutica del hospital y autora del estudio, “en esta unidad es donde más errores se producen, más se pueden detectar y más se pueden prevenir”.

¿La causa de que esto ocurra? “El desconocimiento que los especialistas tienen sobre la medicación que los pacientes a los que han intervenido deben tomar aparte de los prescritos por él para tratar el problema de salud por el que ha ingresado”, apunta Parés.

En opinión de Ferrández, “en ocasiones, en estas unidades hay un médico internista que se encarga de conciliar la medicación y de informarse y documentanse de la terapia que el paciente está tomando antes del ingreso, pero en la mayoría de ocasiones no ocurre así y esa información se omite, pudiendo producirse un efecto adverso”. De ahí que, según se recoge en el estudio, de todos los errores detectados por los farmacéuticos, el 75 por ciento fue por omisión, de un medicamento, de una pauta o de una dosis o de prescripción de un fármaco erróneo”.

En esta línea, el estudio revela además que el 33 por ciento de los errores se produce en el momento de la prescripción.

Sin embargo, como dato positivo, los autores recalcan que la mayoría de los errores detectados, en concreto el 80 por ciento, no hubiera causado un daño grave en el paciente. Aun así, un 20 por ciento sí lo hubiera hecho, por lo que “se justifica aún más la labor del farmacéutico en estas unidades”, apunta Ferrández.

TRABAJO EN EQUIPO
Por todo ello, los autores insisten en que hay que actuar para mejorar la seguridad en el uso de los medicamentos y que para ello es fundamental implicar a todos los profesionales sanitarios del hospital con el fin de lograr de manera multidisciplinar la reducción de errores de medicación.

Además, puntualizan que “habría que incidir sobre todo en aquellos grupos con mayor posibilidad de riesgo, como son los pacientes ancianos, los polimedicados y los pluripatológicos, perfil en el que encajan los pacientes del área quirúrgica y sobre los que más efectos adversos se han detectado y prevenido”.

El estudio se desarrolló durante un año en una muestra de pacientes adultos, ingresados en las unidades de cirugía y cirugía ortopédica y traumatología del Hospital de Igualada durante, al menos, 48 horas, revisando diariamente la historia clínica informatizada desde el ingreso hasta el alta. La muestra incluyó a 201 pacientes, 98 hombres y 103 mujeres, con una media de edad de 66 años y 12 medicamentos prescritos de media. En total se detectaron 154 errores de la medicación que correspondían a 102 pacientes. Por tanto, según explica Ferrández, aproximadamente el 70 por ciento de los pacientes se benefició de la acción del farmacéutico.

Por medicamentos, los que registraron más reacciones adversas fueron los analgésicos y los antitrombóticos. Otros grupos implicados frecuentemente fueron los hipotensores, las benzodiazepinas y los hipoglucemiantes.”

Noticia extraída de Correo farmacéutico: http://www.correofarmaceutico.com/2011/06/27/al-dia/entorno/hospital-el-farmaceutico-se-hace-indispensable-en-el-area-quirurgica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: