El envejecimiento extiende el empleo de los “sysadoa” en artrosis

julio 19, 2011 at 7:26 am (Académicos e Investigadores, Estudiantes, Los cazafármacos, Noticias de la USE y de interés general, Noticias para Farmacia) (, )

“Los fármacos de acción sintomática lenta no interactúan con otros medicamentos y su perfil de seguridad les hace comenzar a ser primera opción en pacientes mayores polimedicados.

El envejecimiento de la población y las nuevas rutinas sedentarias de vida han desembocado en que dolencias como la artrosis hayan ascendido al grupo de las más prevalentes en la sociedad occidental. Es precisamente en población mayor polimedicada en donde más están incidiendo los especialistas en recurrir a la personalización de los tratamientos, debido a los problemas de seguridad (gastrointestinales, cardiovasculares, hepáticos y renales) y de interacción con otros medicamentos que presentan los tratamientos tradicionales, los antiinflamatorios no esteroides (AINE) y los analgésicos.

Como consecuencia, se ha extendido el uso de los fármacos de acción sintomática lenta (sysadoa, según su acrónimo en inglés), particularmente el condroitín sulfato, el sulfato de glucosamina y el ácido hialurónico. Aunque presentan como principal inconveniente que no actúan de forma inmediata sobre los síntomas, su perfil de seguridad no conoce contraindicaciones ni efectos secundarios. Así lo indica una revisión de estudios realizada por Francisco Abad Santos, Dolores Ochoa y Antonio G. García, publicada en el último número de Actualidad en Farmacología y Terapéutica, sobre el condroitín sulfato y el sulfato de glucosamina, unas conclusiones extrapolables al resto de los sysadoa, según expertos consultados por CF.

“Son seguros y eficaces en mayores polimedicados”, explica Francisco Blanco, reumatólogo del Hospital Universitario de La Coruña y director científico del Instituto de Investigación de la Coruña (Inivic), quien dice que la “individualización de tratamientos” es la que lleva a decantarse por ellos. Incluso se pueden “asociar” con antiinflamatorios y analgésicos en pacientes con riesgo relativo, para aumentar la velocidad de los efectos y prolongarlos en el tiempo.

USO CRECIENTE
David Giménez, coordinador del Área de Aparato Locomotor de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) matiza que, “aunque ahora mismo sólo se use los sysadoa en el 15 por ciento de los casos, su uso crece continuamente”. Asimismo, “tienen un efecto remanente sobre la sintomatología” que persiste meses después de la supresión del tratamiento, indica.

Por todo esto, Jordi Monfort, reumatólogo del Hospital de la Esperanza, en Barcelona, considera que “son fármacos importantes para el presente y el futuro próximo de la artrosis”.

Pero los beneficios de estos medicamentos no terminarían aquí. Según el artículo de Abad, Ochoa y G. García, los sysadoa habrían demostrado que podrían frenar o retrasar el curso de la enfermedad artrósica, puesto que reduce la progresión del estrechamiento articular, una posibilidad terapéutica que ha generado polémica entre especialistas en reumatología y médicos de primaria. “En el momento actual, los sysadoa no tienen la función de frenar la artrosis, y lo cierto es que la comunidad científica está dividida respecto a esto”, comenta Blanco.

“El problema está”, explica Alejandro Tejedor, coordinador del Grupo de Trabajo en Enfermedades Reumatológicas de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc), “en que lo que se discute no es su seguridad, sino su nivel de control de la enfermedad y eficacia en a largo plazo”.

En cambio, Giménez argumenta que, al tratarse de unos fármacos condoprotectores, “en teoría sí podrían evitar el progreso de la enfermedad y la degeneración de las articulaciones”.

Parecida opinión tiene Monfort. “Hay diversos estudios que prueban que frena la artrosis, y el cuerpo de análisis ha ido creciendo en los últimos años”, pero matiza que “todo depende de la relevancia clínica que tengan los resultados, aunque sean positivos”.”

Noticia extraída de Correo farmacéutico: http://www.correofarmaceutico.com/2011/07/18/farmacologia/envejecimiento-extiende-empleo-de-sysadoa-en-artrosis

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: